domingo, 23 de abril de 2017

Presiones y miedo en las primarias del PSOE

El periodo de elecciones primarias que se vive en el seno del Partido Socialista (PSOE) no sólo está marcado por la ilusión, la alegría o la esperanza por un cambio radical en el seno de la centenaria organización que fundase Pablo Iglesias Posse, sino también por la presencia de presiones y miedo, armas con las que el aparato intenta que el citado proceso electoral no se celebre en condiciones totalmente democráticas.

El Confidencial Andaluz publicaba el pasado sábado 22 de abril el relato en primera persona de una militante del Almería, Conchi Ruiz Alonso, sobre las dificultades encontradas para avalar a Pedro Sánchez, bajo el título “El día que avalé a Pedro Sánchez en Almería”. La historia ahí narrada es sólo un botón de muestra de lo que se está viviendo en el PSOE, pero sobre todo en el PSOE de Andalucía, donde la baronesa del Sur, Susana Díaz, utiliza todos los medios a su alcance para imponerse sobre el resto de los candidatos.

Constitución del grupo de apoyo a Pedro Sánchez en Antequera (Málaga).
Los susanistas pretenden dar un primer gran golpe de efecto presentando el 4 de mayo muchos más avales que los otros contendientes. Para ello han movilizado a los aparatos provinciales, que en el caso de Andalucía, controlan el conjunto de las ocho provincias de la comunidad autónoma. Alcaldes, concejales, cargos de la Junta de Andalucía y cientos de militantes están recibiendo llamadas telefónicas indicándoles la conveniencia de avalar a Susana Díaz. Algunos de los recados los realiza personalmente la candidata Díaz.

Recorriendo la geografía andaluza se puede palpar el miedo que se ha apoderado de una parte de la organización. Alcaldes que piden a sus compañeros que avalen a Susana Díaz, y que luego, cuando llegue el 21 de mayo, voten por quien les venga en gana. El voto es secreto y en urna. Un militante, un voto. Puede que entonces salga a flote el olor del puchero que se intenta cocinar, cuando el número de avales no coincida con el sentido de los votos emitidos.

Las presiones han llevado a expresar a algún regidor de la provincia de Málaga su temor a que su municipio pueda caer en desgracia sino se avala a Susana Díaz de forma mayoritaria. “Podemos llegar a perder numerosas subvenciones”, explicaba el citado alcalde, que pedía a los suyos “votar lo que queráis, pero, por favor, no os mováis”.

Está más claro que el agua que en Andalucía, no es fácil estar en frente de las huestes de Su Susanísima. Otro ejemplo, está en Cártama (Málaga), donde su alcalde Jorge Gallardo, declarado pedrista, está viendo como  los fieles Heredia y Conejo están haciendo lo imposible para derribarlo de la secretaría general del PSOE local. Tampoco es fácil tener que enfrentarse al acoso de los susanistas, muchos estómagos agradecidos, que van puerta a puerta, censo en mano, pidiendo el aval para Susana Díaz, como, por ejemplo  está ocurriendo en Antequera (Málaga).

Pero el movimiento de los críticos, que luchan con fuerza por el proyecto que encabeza Pedro Sánchez, no parece amilanarse ante las múltiples presiones, que lógicamente hacen más mella en las poblaciones con menor número de habitantes.  En Málaga se configuró una Plataforma de Apoyo a Pedro Sánchez, que a su vez ha constituido cerca de 40 grupos de apoyo en distintas localidades de la provincia, sobre todo en las más importantes.

Desde este frente, consta que se va haciendo un buen trabajo en la recogida de avales. En fuentes de la citada Plataforma no se quiere desvelar cuál es el objetivo, pero ya existe constancia de que, a pesar de todo, Sánchez suma cada jornada más avales. Así son los casos, contrastados, de la Serranía de Ronda, de las comarcas de Antequera o de la Axarquía, o de algunos municipios, como Archidona, donde los sanchistas ganan en avales a Susana Díaz.

En cualquier caso, a las doce horas del próximo 4 de mayo, los aspirantes a la secretaría general mostrarán sus poderes, que en realidad sólo significa que podrán, o no, ser designados candidatos de forma oficial. Luego, del 9 al 20 de mayo se desarrollará la campaña, con debate incluido, y será el día 21 cuando, de verdad, se conocerá cuál es la voluntad de la mayoría de la militancia. Todos esperan juego limpio y las miradas estarán más atentas que nunca ante cualquier incidencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario