miércoles, 19 de octubre de 2016

Queda la esperanza

Existe alguna posibilidad, aunque sea descabellada, de que el próximo domingo día 23 en el seno del comité federal del PSOE, no llegue a buen término el golpe de mano que pretende conseguir que el histórico Partido Socialista preste su apoyo a la investidura de Mariano Rajoy.

A pesar de la propaganda oficial, que como una lluvia constante cae sobre la sociedad española de mano de los apparátchiks de toda la vida, desde Pepiño Blanco al diputado José Andrés Torres Mora, pasando por el presidente extremeño Guillermo Fernández Vara, que actúan desde diferentes niveles, se perciben posibilidades de que no triunfe la asonada.

Un camino sería que la abstención, técnica o no, no prosperara en el seno del citado comité federal. Hecho bastante improbable. Otro estaría en que la rebelión de las bases, encabezada por el alcalde de Jun, José Antonio Rodríguez,  alcanzase las firmas suficientes para convocar de inmediato un congreso extraordinario y las primarias previas, según la vía que abren los Estatutos del PSOE.

José Antonio Rodríguez.
A la hora de escribir estas líneas llevaban recogidas las firmas de 76.950 militantes, quedando pendientes 19.770. Se trata de obtener la rúbrica de la mitad más uno de la militancia socialista. En este mismo plano, no hay que desdeñar la postura adoptada desde diferentes federaciones, como la del PSC, liderada por Miquel Iceta, la de Baleares, buena parte de Castilla-León, la de Galicia o Aragón, que insisten en el “no es no”, así como la de algunos ilustres militantes, el caso de Josep Borrell, o de los diputados y senadores que siguen fieles a Pedro Sánchez, a pesar de las intensas presiones que reciben cada momento desde el conjunto de la derechona. Incluyendo aquí al Partido Popular, los poderes económicos y muchos de los medios de comunicación escritos o audiovisuales, que participan del particular calabobos.

Hay un tercer camino, abierto desde Aragón por la corriente del PSOE Izquierda Socialista, de la mano de su coordinador José Ignacio Martín, que solicitó el pasado lunes día 17, ante el juzgado decano de Zaragoza, que se anulen todas las actuaciones realizadas por la elegida comisión gestora, al considerarla ilegal. Martín reclamó, alternativamente, que si no se anula la reunión comité federal del pasado día 1, se retome en el punto en el que se realizó una votación a mano alzada, para llevarla a cabo de forma secreta.
Piden libertad de voto en la investidura de Rajoy.
Mientras que muchos militantes, simpatizantes y votantes del PSOE siguen inundando las redes sociales exigiendo la libertad de voto para los diputados socialistas, en la hipotética sesión de investidura de Rajoy, el camino, ante este escenario, se le va haciendo cada vez más cuesta arriba a la gestora que preside Javier Fernández.

La escandalera que envuelve a los populares tras la cantata de Francisco Correa sobre parte de la llamada ‘trama Gürtel’, el conocimiento de que el Gobierno de Rajoy ha esquilmado la ‘hucha de las pensiones’, los nuevos índices de riesgo de la pobreza en España, o incluso la revuelta en el CIE de Madrid, que ponen de relieve, una vez más, las políticas austericidas aplicadas con mano firme por la derechona, harían inviable el respaldo a Rajoy, sin someterse a graves consecuencias, entre las que se encontraría la probable defunción del propio PSOE.

Por todo lo expuesto, aún, digan lo que digan, para muchos españoles todavía queda la esperanza, por muy recóndita que se albergue en sus corazones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario